Comunicación con impacto: pieza clave para mover a las personas en la industria de los videojuegos

Por: Dennis Franco


Soy especialista en estrategias de comunicación integral de profesión, pero soy un gamer de corazón desde que jugué en un Atari cuando tenía cuatro años, lo que les puede dar una idea de cuán viejo estoy. Desde entonces, los videojuegos han ocupado un lugar especial en mi vida y a través de ellos conocí a mis mejores amigos con quienes compartí momentos inolvidables y de incontrolable risa.


Ahora, puedo ver la industria desde otra perspectiva. Ya no como el ávido consumidor que espera una nueva consola o un nuevo juego triple A, sino que ahora me fijo más en las campañas de comunicación y marketing que tienen las principales desarrolladoras, las crisis que han afrontado, así como el desarrollo de una cultura paralela que coexiste en las redes sociales. Por ello, en el marco del día del gamer, me gustaría compartir dos de mis campañas favoritas en los últimos 10 años para el lanzamiento de un videojuego y su importancia en la industria.


Primero, empecemos con Elder Scrolls V: Skyrim, uno de mis RPG de acción favoritos y que tuvo una de las campañas más sorprendentes de PR en el 2011. La empresa desarrolladora, Bethesda, que recientemente ha sido adquirida por Microsoft, ofreció sus juegos gratis de por vida a una pareja que tuvieran un hijo el 11/11/11 (fecha de lanzamiento del juego) y que lo nombraran Dovahkiin, título que recibe el protagonista de la historia, que significa “Dragonborn” o “Nacido del dragón” en lengua de dragones. Aunque parezca de locos, una pareja estadounidense, Megan y Eric Kellermeyer aceptaron el reto y así, Dovahkiin Tom Kellermeyer fue inscrito como el afortunado ganador de todos los juegos (viejos y nuevos) de Bethesda. Esta noticia ocupó titulares en los principales medios especializados como PC Gamer, Eurogamer, GamesRadar y el juego vendió más de 20 millones de copias en sus 3 primeros meses.


Ahora, Rise of the Tomb Raider que fue desarrollado por Crystal Dynamics, tuvo una de las campañas que definió el estándar en cuanto a marketing y comunicación integrada en la industria. Empecemos por comentar sobre cómo transformaron la forma más tradicional de publicidad: el panel o billboard (en inglés) y lo convirtieron en una experiencia interactiva donde 8 fans del juego se ofrecieron a someterse a una prueba de resistencia sobre un panel y experimentaban condiciones climáticas adversas, como extremo frío y calor, lluvia y viento, mientras todo era transmitido en vivo por redes sociales, donde las fans podían sugerir qué sucedía. El evento duró 22 horas y logró retener 3.5 millones de visitantes en un solo día, alcanzando 3.8 millones de libras esterlinas en “earned” media.



A esto, se sumó una campaña con 4 influencers del Reino Unido quienes viajaron y experimentaron facetas del juego, como escalar montañas, tiro con arco, tirolesa y trekking, en condiciones adversas. Escenas similares a las que Lara Croft, protagonista del videojuego, afronta en su aventura. Esta campaña fue reconocida como la mejor en los Game Marketing Awards 2016.


Estos son sólo unos ejemplos de cómo las campañas de comunicación y marketing han evolucionado, integrando plataformas (online y offline) y creando momentos de alto impacto. Hoy en día, la producción de un videojuego rivaliza con los presupuestos de las grandes producciones de Hollywood y se espera que continúe creciendo a nivel mundial. Es una forma de entretenimiento que demandará nuevos ángulos de comunicación para incrementar la interactividad, terreno que los videojuegos han dominado por los últimos 30 años.

Entradas destacadas