Tendencias 2018: el amanecer de las marcas codificadas


Las marcas identificarán comportamientos a manera de codificación en tiempo real. Esto ofrecerá a los clientes una experiencia consistente en todos los puntos de contacto con las empresas.

El blockchain cambia las reglas

La cadena de bloques (blockchain en inglés) es una tecnología de codificación que nace con el fin de identificar todas las transacciones hechas con los bitcoin, y se caracteriza por ser confiable al no permitir la modificación de cualquier información.

Aunque su nacimiento tiene un enfoque netamente financiero, esta tecnología viene siendo utilizada para verificar la autenticidad y la procedencia de la información sobre los consumidores. Por dar un ejemplo, una empresa cuya promesa principal es un excelente servicio al cliente decide que no se le cobrarán tarifas de envío a todos aquellos que hayan estado con la marca durante el año. Blockchain puede ayudar a la compañía a cumplir esta regla. No importa si un empleado no está familiarizado con la política o está teniendo un mal día: el resultado está predeterminado.

Luego de la decisión del gobierno canadiense de legalizar el cannabis, IBM sugirió una cadena de bloques para monitorear las transacciones, garantizar la seguridad del consumidor y prevenir el fraude. Desde el agricultor hasta el distribuidor, blockchain actúa como un libro de contabilidad digital que muestra que esta medicina se cultiva y se vende legalmente.

IA se vuelve más humana

La inteligencia artificial (IA) está en aumento, y con ella, las preguntas sobre cómo puede comportarse de una manera más humana. Los chatbots -un software que conversa con usuarios a través del chat- interactúan a través de textos, fotos y videos. Tienen la ventaja de comunicarse directamente con los consumidores a través de aplicaciones de mensajería, esto los hace ver más como amigos que como máquinas y crea intimidad entre las marcas y los clientes.

El crecimiento de la IA también ha generado inquietudes sobre la voz que debe utilizar la marca. Desde los patrones del habla hasta la arquitectura de elección para imitar la conversación humana. Y tienen que decidir cómo debería sonar, si es hombre o mujer e incluso si será casual o formal. Estas decisiones son vitales para construir una buena relación con los consumidores.

Para leer el artículo completo haga clic aquí.

Artículo tomado de la web de Landor, compañía miembro del grupo WPP.


Entradas destacadas