¡Despierte! El contenido no es suficiente


Desde hace bastante tiempo, las agencias han estado aconsejando a los clientes a producir contenido ‘creativo’ y ‘atractivo’ para convencer a los consumidores a comprar sus productos. Las marcas y los vendedores han predicado el evangelio de 'el contenido es rey'. Y no hay nada malo en eso. Pero a medida que empezamos a cambiar de la era del contenido a la era de las relaciones, la mentalidad de muchas organizaciones va quedando arcaica.

El contenido publicado y los medios masivos dan un alcance de marca, que se traduce en impresiones o el número de veces que la gente ve un anuncio. Sin embargo, la mayoría de los vendedores olvidan que el alcance está en la parte superior del ‘embudo’ del viaje del cliente y las interacciones adicionales con los consumidores son clave para lograr una conversación más cercana con ellos.

Tras un estudio realizado en Vietnam con las seis primeras páginas de marcas locales sobre lo que los consumidores buscaban de ellas en las redes sociales y cómo estas respondían, concluimos que muchas veces las marcas subestiman la importancia de continuar participando en conversaciones intencionadas con sus clientes porque no pueden prever el impacto y la escalabilidad de estas acciones. Para llevar con éxito a los consumidores y clientes potenciales a la fase de compra tenemos que tomar las conversaciones muy seriamente, a partir de las 3 acciones fundamentales:

Desarrollar una estrategia de diálogo: cada conversación con los clientes debe ser vista como una oportunidad para construir relaciones más fuertes.

Infundir voz de marca en mensajería: los consumidores no se relacionan con marcas que suenan como un robot monótono. Siguen a aquellas que hablan con empatía y con personalidad.

Análisis de la conversación: tener un enfoque sistemático para el seguimiento y etiquetado de todas las conversaciones de los consumidores proporciona una gran cantidad de datos cuantitativos y cualitativos sobre sus necesidades.

El contenido no es suficiente. Construir conversaciones significativas a través de grandes historias y experiencias es la nueva ventaja competitiva. Comience con un pequeño programa piloto, centrado en un tipo específico de consumidor, comentario o consulta y pruebe cómo puede ayudar a mejorar un KPI de negocio específico.

Para el artículo completo haga clic aquí.

Artículo tomado de la web de Ogilvy.


Entradas destacadas