Boletín "Hot Issues": fricciones entre el Legislativo y Ejecutivo


Después de la confianza recibida por el Consejo de Ministros, la delegación de facultades y la aprobación del presupuesto, pareció establecerse una dinámica de crítica, por parte del fujimorismo, y de búsqueda de avances evitando la confrontación, por parte del Ejecutivo. Sin embargo, en las últimas semanas se ha visto una mayor presión del fujimorismo, lo cual es percibido por sus opositores como una reacción al resultado de la segunda vuelta de la campaña electoral.

En este marco, el Consejo de Ministros apareció como sujeto a una serie de cuestionamientos por parte del Legislativo. Inicialmente, el programa dominical Panorama reveló supuestas irregularidades en el Ministerio de Educación por la compra de computadoras. La bancada fujimorista y aprista, en respuesta, decidieron interpelar al Ministro de Educación, pese a que él ya había presentado una solicitud para acercarse al Pleno.

En esa misma semana se emiten los resultados de la prueba internacional PISA, proceso en el que la educación peruana obtuvo el mayor avance de toda Latinoamérica. No obstante, este resultado fue desmerecido y criticado por la mayoría fujimorista en el Congreso. Tanto PPK como su gabinete mostraron su respaldo total al ministro de la cartera, Jaime Saavedra. Además, se llevaron a cabo dos marchas a favor de la reforma educativa (siendo la última multitudinaria), en la que incluso mostraron su apoyo las federaciones de alumnos y maestros del país.

Todos estos hechos dejaron entrever que los motivos que ponen al fujimorismo en contra de Saavedra son más políticos que de gestión pública, debido a las críticas recibidas a la reforma educativa (ley universitaria y el nuevo currículo escolar). Además, se apoyaron en la última encuesta emitida por Ipsos Perú, la cual mostró que un 52% de encuestados a favor de que el ministro Saavedra sea censurado.

Ante toda esta situación, PPK tenía un as bajo la manga: “la cuestión de confianza”. Sin embargo, el día miércoles el Presidente dio un mensaje a la nación en el cual afirmó que no usaría tal recurso. Llamó a la reflexión a los fujimoristas y pidió que cesaran los enfrentamientos. Al día siguiente, el ministro Saavedra fue censurado por el pleno con 78 votos. 52 congresistas optaron por retirarse al estar en desacuerdo con el proceso seguido al Ministro de Educación.

Lamentablemente, durante el proceso, la bancada oficialista dejó a relucir debilidad ante la crisis, al no tener un sólo discurso. Esta situación fue reafirmada cuando PPK precisó que su bancada no lo obedecía. Asimismo, es importante precisar que no era viable hacer de la permanencia de Saavedra una cuestión de confianza de todo el gabinete. La oposición en el Congreso cuenta con una mayoría abrumadora y muchos recursos para evitar ser cerrado y al mismo tiempo imposibilitar –si así lo desea- el accionar del Ejecutivo. Este encrespamiento entre poderes puede generar una fuerte inestabilidad.

Por otro lado, la censura a Saavedra podría abrir una serie de opciones para repetir la medida con otros ministros. A esto se suma el reciente inicio de una investigación fiscal a PPK por presuntos beneficios a la empresa brasileña Odebrecht durante el gobierno de Alejandro Toledo.


Entradas destacadas